martes, 4 de abril de 2017

LA MANSIÓN DE PEDRO ALONSO O´CROWLEY; UN PRIMITIVO MUSEO EN EL CÁDIZ DEL XVIII.


Por todos es conocido que Cádiz en el siglo XVIII al ser cabecera del comercio con Indias, consiguió ser también una de las ciudades más ricas e ilustradas del mundo. La mayoría de los que hacían dinero con el comercio lo invertían en sus casas y negocios particulares. Pero, algunos, actuaron como filántropos y otros lo hicieron como auténticos coleccionistas de arte, aunando de las mejores que se podían ver en el reino de España. Son conocidos los nombres de Martínez de Pinillos y el que nos ocupa, Pedro Alonso O´Crowley como tales. 

Este hombre, nacido en Cádiz en 1740, era hijo de irlandeses afincados en la ciudad. Muy pronto empezó a ejercer como tratante comercial, y en 1765 realizó su primer viaje a América. Sus copiosos ingresos le llevaron a sumar una cuantiosa fortuna, que el citado señor deseó emplear en obras de arte. 

Pronto compró una casa en la calle Doblones 34 al Marqués de Casa Estrada y allí estableció su hogar principal que compartiría con su esposa María Dolores Power desde 1784, además de diferentes casas en la Isla de León. En esa casa, O´Crowley iría acumulando un material artístico riquísimo, a la vez que la iba dotando de una brillante decoración. 

Antonio Poz, en su Viage a España, de 1794, nos comenta una visita a la mansión en la que pudo observar el patrimonio acumulado por Pedro Alonso:

"Vi también con singular complacencia la casa de Don Pedro Alonso O- Cruley, y todas las singularidades de las bellas Artes, monedas, piedras grabadas, y otros monumentos de la docta antigüedad, que ha recogido. La colección de pintura asciende a un par de centenares de piezas; las más son originales y de buenos Autories, así Españoles como Extrangeros; las hay de Pablo Veronés, de Ribera, de Rubens, Van- Dick, Alonso Cano, Murillo, Ribalta, Castillo, Céspedes, Velázquez, Carreño, Zurbarán, el Piombo, Borgoñon; varias de Murillo, diferentes de la Escuela de Durero, Brughel y otros muchos, de Juan de Sevilla, de Pedro Atanasio, de SCastillo, de Martinez, etc, etc. Es mucho lo que hay, y algo de ello se estima de Ticiano y de Guido.

Piensa el Señor O-Cruley edificar una galería para colocar dichas obras con buen orden, y ya puede ser que lo haya executado. No se limita su buen gusto y afición a las pinturas; pues se extiende también a las Antigüedades de todas suertes, habiéndose aplicado particularmente al conocimiento de las monedas antiguas; ello es que el número de estas asciende a unos quantos millares, y que es muy copiosa la colección imperial, y aún más por su término, la de nuestras Colonias...." 

Y es por esa colección numismática por la que fue uno de los más conocidos del mundo, siendo socio de la Vascongada de Amigos del País, de la de Anticuarios de Escocia, de la Económica Matritense; y Académico de la Real de la Historia. 

Entre sus publicaciones, destacan también las de Numismática, con la traducción de "Diálogo sobre la utilidad de las medallas antiguas" y la descripción de su Museo Numismático. 

En una Carta a Antonio Ponz recogida por Pablo Antón Solé, O´Crowley menciona las obras de mayor interés ;

"Las que por más superiores piezas dme dijo vuestra merced le tuviese en la memoria fueron a saber:
- Un Cristo Grande de Alonso Cano
- El mi agro de San Grego en la Misa, pieza grande de Ribalta.
- Un San Juan en el desierto, de Anibal Carraci
- Una Magdalena de Murillo.
- Otra dicha de Jordán imitando al Guarnicho
- Dos cuadros chicos originales de P.P. Rubens
- Un borrón de Murillo, representa el cuadro que está en los capuchinos, de Sevilla, en que J.C. se desclava un brazo de la cruz y con el mismo abraza a San Francisco, etc.

Para poner en el mejor orden y colocación dichas pinturas, estoy fabricando una Galería de 14 varas de largo, 5 1/2 de ancho y 7 de alto;  no tendrá luces colaterales ni otra más que la que reciba por tres linternas en el techo de a siete cuartas de diámetro cada una con resguardo de cristales, etc.

Mi medallero en todas series pasa del número de 7000 monedas...."

También menciona Pablo Antón Solé las estatuas ídolos y relieves que poseía, ascendiendo a 558 piezas, destacando una cabeza de mármol de Apolo de Acinipo, una estatua de un gladiador de Carmona y un Hércules de Bronce de Sancti Petri.

Pedro Alonso O´Crowley falleció en diciembre de 1816 en su ciudad natal, rodeado de los suyos.

Fierro Cubiella, en un artículo en Diario de Cádiz el 2 de marzo de 2004, nos mencionaba la posibilidad de que la Galería fuese construida en el subterráneo de la casa.

La casa fue objeto de una restauración bastante buena por parte de la Junta de Andalucía hace poco tiempo, gracias a la insistencia del historiador Juan Ramón Ramírez y el buen trabajo de los restauradores. Así, hoy podemos entrever, aunque bastante de lejos, la mansión donde Pedro Alonso O´Crowley soñó con hacer un museo.

Fuentes:
3:H  >!  .   J3 &  ,   . , .       K?
 % 0 >% "  &
 5  Q E( "" )A((

- Solé, Pablo Antón, "El anticuario gaditano Pedro Alonso O´Crouley" Archivo Hispalense, Revista Histórica, Literaria y Artística, tomo 44, nº136.
- Fierro Cubiella. JA. "La Casa de O´Crowley" en Diario de Cádiz, 2 de marzo de 2004.
- Ravina Martín, Manuel "Testamento de O´Crowley" en 23 testamentos del Cádiz de la Ilustración. 
Cádiz, Consejería de Cultura. AHPC.
- Joseph Ponz y Antonio Ponz, Viage a España. Madrid, 1794.


2 comentarios: