jueves, 8 de marzo de 2018

EL CÁDIZ 3.

Después de la urbanización completa de todo el arrecife y los rellenos de la barriada de la Paz impulsados por los alcaldes franquistas en esa apuesta personal y absurda de conseguir llegar a los 150.000 habitantes costase lo que costase, sin tenerse en cuenta la contaminación que produce el construir en primera línea de playa edificios altos, llegó un nuevo proyecto a la ciudad en los años 70, el denominado como Cádiz 3, ya que el anterior había llevado el nombre de Cádiz 2.

El Cádiz 3 se centraba en urbanizar casi toda la unión desde Cortadura a San Fernando y se basaba en los planos realizados por los ingenieros Mario Peñalver y José Sánchez Martínez- Conde. En este proyecto se alió el Ayuntamiento con la Banca Central y Fomento para iniciar unas obras que incumplían varios requisitos (por ejemplo la ley del Suelo), y que fue apoyada por el alcalde Beltrami aunque los terrenos no estaban calificados para la urbanización. Toda esta trama beneficiaría a la Bética de Autopistas y Dragados y construcciones.

Fueron muchas las protestas del Colegio Oficial de Arquitectos y de la Comisión Provincial de Urbanismo. 
proyecto Cádiz 3

En septiembre de 1974, la empresa Dragados y Construcciones comenzaba a urbanizar los terrenos de la playa en la margen derecha del istmo. La ilegalidad residía en que no se cumplieron los trámites de la ley de Suelos. Se pidió que se revocase la licencia otorgada a los especuladores, pero el Ayuntamiento no sólo se negó a revocar la licencia, sino que actuó en contra del Ministerio de la Vivienda que no había dado el visto bueno al proyecto. En mayo de 1975, el Ministerio de la Vivienda aprobó el PGOU con limitaciones en la que se suspendía el planteamiento del Cádiz 3 mientras no se proyectara uno nuevo en el que se suprimieran las zonas residenciales y turísticas. Esto iba en contra de los especuladores que con Playas de la Cortadura S.A. a la cabeza recurrieron. 

En abril de 1977 el Ministerio desestimó el recurso, pero las presiones de los especuladores continuaron durante buena parte de los años 80 con la intención de privatizar el istmo. 

Finalmente se optó por la ampliación de la ciudad en la zona del río San Pedro dentro del término municipal de Puerto Real, no con la aceptación de las empresas especuladoras. 

2 comentarios:

  1. En 1974 el alcalde de Cádiz era Jerónimo Almagro Montes de Oca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Beltrami planteó el recurso. Gracias Alberto

      Eliminar