lunes, 15 de enero de 2018

Cárceles en Cádiz.

A la hora de estudiar nuestra historia muchas veces se nos escapan datos concretos sobre algunas edificaciones de nuestra ciudad. Es lo que pasa con las cárceles gaditanas, donde, exceptuando la obra neoclásica que hoy día abarca la Casa de Iberoamérica, conocemos realmente poco.

No hablaremos aquí en este pequeño resumen de las prevenciones como la de la Merced y otras, ni de nuestros castillos, usados como prisión como todos sabemos, ni tampoco de las cárceles flotantes o pontones que tan estudiados han sido en los últimos años en lo que se refiere al siglo XIX y que todavía despierta muchas lagunas en cuanto a la investigación el que se sitúo en el muelle gaditano en pleno siglo XX, por los sublevados contra los vencidos y llamado el "Miraflores".



Por ello hablaremos primero de la Cárcel Real que estaba ubicada en San Juan Dios, edificio notable, que tenía además como anexo la habitación del Alcalde y otras que conjuntamente se llamaban "Casas de la Justicia", por haber sido anteriormente sede del Juzgado del Alcalde Mayor. La planta baja la constituía la Cárcel en sí, y el edificio tenía balcones a la plaza y a la calle "Detrás del Pópulo". El primer piso lo formaban los aposentos del Corregidor y los alcaides y en parte la enfermería de los presos. Según parece el edificio tenía también arcadas o porches hacia la plaza.

Esta cárcel por su condición, situación y tamaño llamaba a la construcción de una de nueva planta, y así se empezó a planificar en 1792, empezándose las obras en 1794 de la mano de Torcuato Benjumeda, siendo terminada por Juan Daura y utilizándose a partir de 1836. Es la cárcel neoclásica que todos conocemos por la Cárcel Vieja y que hoy día alberga la Casa de Iberoamérica. Su estado ya a principios del s.XX era alarmante y el edificio fue abandonado como cárcel casi en ruinas, hasta que fue rescatado por las administraciones primero para servir de juzgados y luego para Centro de Exposiciones.

La última cárcel con la que contamos era una cárcel más al uso, que ya muchos de los lectores seguro conoció y que se situaba a la altura de lo que hoy es el pabellón deportivo Ciudad de Cádiz, junto a la fábrica de Cerveza. Una cárcel más al uso que tuvo poco tiempo de vida, ya que pronto se comprendió que los extrarradios eran los sitios más apropiados y las Cárceles gaditanas pasaron a ser las que se ubican en el Puerto de Santa María. Se inauguró en 1962 y se derribó en 1984.



No hay comentarios:

Publicar un comentario